Regalos de San Valentín

Regalar un billete de lotería online como obsequio original a nuestros seres queridos

Se han terminado las fiestas de diciembre y con ello, las fabulosas celebraciones tradicionales y familiares como la cena de Navidad, la víspera de Año Nuevo con las uvas y el brindis, el comprar un décimo de la Lotería de Navidad esperando empezar el año un poco más ricos que el anterior… recogemos las decoraciones navideñas y parece que el espíritu de alegría se ha acabado hasta que llegue la primavera.

Sin embargo, no debemos escatimar en ocasiones para demostrar a nuestros seres queridos cuánto los queremos y lo importantes que son para nosotros. En todo momento hay que pensar que nadie tiene la vida comprada, como se dice popularmente, y las demostraciones de afecto deben hacerse sin duda mientras nuestros amigos y familiares se encuentran con vida, y no después.

Con este ánimo de festejar el amor es que nació el siglo pasado la idea de celebrar el 14 de febrero o Día de San Valentín como el Día del Amor y la Amistad. Para muchos puede ser sólo otra fecha comercial “inventada” artificialmente para hacernos consumir… pero todo depende del punto de vista con el que veamos las cosas. Antes de declararle la guerra a esta fecha, podemos verla como una oportunidad más de ser cariñosos con nuestros seres queridos. En Loterías Valdés lo vemos de esta forma, y por ello es que en nuestro sitio web podrás comprar un décimo del sorteo especial de San Valentín… y por qué no, obsequiárselo como detalle de amor a un ser querido.

sanvalentin02

A continuación, hablaremos un poco de la tradición del día de San Valentín, de la idea de dar un regalo simbólico a alguien que queremos…y de la noción de obsequiar buena suerte a los demás.

El día de San Valentín: ¿amor o comercio?

La historia de San Valentín se remonta a un santo que se corresponde con las primeras épocas del cristianismo en Europa. Mitad leyenda y mitad mito, se habla de un hombre que se opuso a la normativa imperial romana de adorar a los dioses del panteón y permaneció fiel a su fe, por lo que fue encarcelado. Ya en prisión, su carcelero le solicitó que fuese el instructor de su hija, pues era un hombre con conocimientos y paciencia. Entre Valentín y su pupila se desarrolló una hermosa relación, de enseñanza, de confianza y quizá un poco de amor. El punto más “romántico” de la leyenda cuenta que la noche antes de su ejecución, Valentín le dejo a su alumna una hermosa nota firmada “De tu Valentín”. La forma en inglés de esta frase “From your Valentine” es hasta hoy la fórmula que define a la festividad del 14 de febrero, más allá del origen nebuloso y mítico de la misma.

También se sostiene que la festividad es mucho más antigua, y que tal y como ocurre con otras festividades cristianas, ésta nace superpuesta a una festividad antigua y pagana. Una celebración arcaica del amor romántico que se empalma con la historia de Valentín desde la Edad Media, cocinando una fiesta del amor y los sentimientos que empezó a celebrarse más formalmente alrededor del siglo XVI.

Fue sin embargo en los Estados Unidos, en el año 1840 que Esther A. Howlad realizó el primer tiraje masivo de cartas de felicitación románticas, firmadas “Be my Valentine”, lo que popularizó esta fiesta en todo el país. Además de en Estados Unidos, y en parte gracias a la influencia que en la cultura popular tiene este país, el Día de San Valentín se celebra cada vez en más países, lo que ha traído no pocas polémicas.

Que si es una festividad artificial impuesta por la mercadotecnia, que si los obsequios y detalles deben darse todo el año y no en una fecha concreta…

La verdad es que a diestra y siniestra, en distintas culturas y latitudes, encontramos que a las personas nos agrada la idea de tener una fecha concreta para tener detalles de ternura con nuestros seres queridos. No hay que ir demasiado lejos para encontrar una fecha de este tipo: el Día de Saint Jordi, o la festividad de las rosas y los libros en Catalunya es un ejemplo claro de que tener una fecha concreta nos impulsa a ser más amables que en días comunes y corrientes.

Es por ello que, si bien es verdad que todos los días son una buena oportunidad para demostrar cariño, amor, amistad y buenos sentimientos a quienes nos rodean, es que no nos viene mal contar con un día especial. Un día dedicado a decir a los demás cuán importantes son, y por qué no, con un detalle original y no muy caro, por ejemplo, comprándoles un décimo de lotería online.

Obsequiar detalles con significado

Claro que la diferencia entre un día plagado de obsequios demasiado comerciales y un detalle especial, es el tiempo que podemos pasar reflexionando y seleccionando el obsequio ideal. Evidentemente, un globo rojo en forma de corazón es tierno, pero no es el regalo ideal para cualquier persona.

Es por ello que para sacarle jugo al máximo a una fecha especial (se trate de las Navidades, un cumpleaños o el día de las madres) lo importante no es sólo elegir un obsequio, sino elegir el adecuado para la persona correcta, y más aún, buscar un detalle que no por ser más económico o sencillo sea menos importante, es decir, encontrar algo que sea realmente significativo.

Existen muchos consejos para elegir un obsequio cargado de significado. Sin duda alguna la mejor forma es repasar la historia en común que tenemos con la persona a la que queremos mimar con un regalo. Repasar los momentos compartidos, las historias vividas, los momentos en común, y entre ellos, buscar pequeñas cosas que sean auténticamente representativas de ese recorrido emocional.

Un libro especial, una antigua fotografía, una frase… todo ello, acompañado de un detalle sencillo como una tarta, una salida a tomar café, unas flores, puede constituir un auténtico momento épico entre dos personas.

En este marco, hay pequeñas ideas que pueden destacarse por su originalidad y que pueden constituir un regalo excepcional para un ser querido. Algunos ejemplos son:

  1. Una cita especial preparada: un restaurante que represente una parte de la historia en común. Un recorrido por un parque, una playa o un sitio que realmente tenga un pasado especial para ambos. Ello puede ser auténticamente un momento inolvidable.

  2. Un billete de lotería. Aunque sea de un sorteo pequeño. Es un obsequio que se entiende como una promesa de buenas cosas por venir. No es sólo el detalle en sí, es el deseo de que a la persona que le recibe, la vida le premie con suerte y muchas cosas agradables.

  3. Más extremo: un tatuaje. En la actualidad, no es tan raro ver a las personas dedicarse un tatuaje especial. A veces, incluso parejas casadas deciden obsequiarse un tatuaje en lugar de utilizar las clásicas alianzas matrimoniales. Es especial pues representa un compromiso de por vida: algo que quedará en tinta indeleble por muchos años. Padres que se tatúan el nombre de sus hijos o viceversa, tampoco es algo demasiado raro de ver en estos tiempos.

sanvalentin01

Como podemos ver, la idea es esforzarse y encontrar un detalle que realmente muestre los sentimientos que tenemos hacia la persona, y con cuántos buenos deseos le estamos ofreciendo un obsequio especial.

La buena suerte no se regala, pero sí los buenos deseos

Profundicemos en la idea de regalar buena suerte. Si esto fuera tan fácil como encontrar un trébol de cuatro hojas y obsequiárselo a un ser querido, qué sencillo sería. La verdad es que no podemos, como un duende de leyenda, agitar la mano y darles buena suerte a las personas que amamos. Pero sí podemos dar una gran cantidad de detalles y pequeños regalos que implican la noción de buenos deseos y la firme intención de que la suerte acompañe a esa persona especial en cualquier emprendimiento que realice.

Como ya mencionábamos, el obsequiar un décimo de lotería es una forma de hacerlo. Es mostrar, con algo sencillo, que pensamos en la otra persona y que esperamos que en un futuro, todo le salga bien.

sanvalentin03

Otras formas de obsequiar buenos deseos (mucho más efectivas que una tarjeta comercial) son por ejemplo, el regalar un amuleto. Algo sencillo como acompañar a la persona a quien amamos a comer a un restaurante chino y leer de forma cómplice el contenido de una galleta de la fortuna, o planificar una visita a un espectacular parque, buscar dientes de león y soplar al viento los pequeños filamentos, formulando a la vez buenos deseos. Otra excelente idea es invitar a la persona a quien deseamos mostrar nuestros buenos deseos a un jardín de mariposas, pues nada que atraiga más la buena suerte que ser tocado por una mariposa.

O incluso, podemos hacer varias de estas acciones encadenadas en una jornada especial: recordemos lo que decíamos al principio, preocuparnos por una persona que amamos debe ser una acción continua, salpicada de vez en cuando con detalles sorprendentes que llenen de alegría a las personas que queremos.

Detalles del Sorteo Especial de San Valentín

Finalmente, redondeemos la propuesta de obsequiar un décimo de lotería a un ser querido. Nada más fácil que hacerlo por internet, pues es seguro, práctico y fácil. Visitar un sitio como el de Loterías Valdés, en que ofrecemos toda la gama de sorteos de Loterías y Apuestas del Estado, adquirir un décimo y obsequiarlo es muy sencillo.

El Sorteo Especial de San Valentín tiene las siguientes características:

sanvalentin04

  • 1 premio especial a UN UNICO décimo (cuenta la serie y la fracción) por un total de 15 millones de euros.

  • 99 premios de 130.000 euros

  • 100 premios de 25.000 euros

  • Más premios menores, y 3 reintegros.

  • El precio del décimo es de 15 euros

  • El día del sorteo es el 13 de febrero

Resumiendo, podríamos decir que todos los días son buenas oportunidades de decir con un obsequio, detalle, paseo, salida especial o incluso una canción, una serenata, un baile o un tatuaje, a las personas que las amamos (no sólo a nuestra pareja, sino también a nuestros hijos, hermanos, padres y amigos), pero que a todos nos gusta tener una fecha o varias en el año en que se nos presente la oportunidad de mostrar de forma espectacular y diferente nuestro amor a los seres queridos que nos rodean.

El Día de San Valentín es una opción más de demostrarles a las personas que amamos nuestras emociones. Para ello, hemos revisado opciones originales y sensibles de obsequios entre los cuales está el comprar un décimo de lotería online, y precisamente, aprovechar el sorteo especial del amor y la amistad para darle una gran sorpresa a uno de las personas que más queremos.

Hay que recordar que de nada sirve llevar flores a una tumba: los detalles, el amor y la buena voluntad hay que mostrarlos en el presente y no esperar a que pase el tiempo y se acaben las oportunidades.

Enjoy this blog? Please spread the word :)