Lotería y suerte en el mundo del arte

La buena suerte es una fantasía recurrente de la humanidad casi desde el principio de la historia. El sentir o creer que hay una fuerza más allá de nuestro control que nos permite acceder a cosas buenas que atribuimos a la suerte y no sólo a nuestro esfuerzo, o cosas malas de las que no sólo culpamos a nuestros errores o a las circunstancias.

Cuando un conocido encuentra una pareja con la que se lleva bien, ¿qué le decimos? “Qué buen esfuerzo de búsqueda para encontrar a alguien con quien te lleves tan bien”. Seguramente no. Lo que es más probable es que le digamos “Qué suerte que has encontrado a alguien así”. La suerte como idea flota alrededor de nosotros de forma continua, y es quizá ello lo que nos impulsa a comprar un billete de lotería, a ser emprendedores en los negocios e incluso a casarnos con quien creemos el amor de nuestra vida.

artelotería00

No resulta entonces extraño que existan muchas obras de arte a lo largo de la historia que honran a la fortuna, a la suerte y al azar. Y de hecho, esta relación entre suerte, lotería y arte toma otras dimensiones porque no sólo las obras artísticas reflejan a la fortuna, la suerte y el azar, sino que los propios billetes de lotería se convierten en una pequeña galería artística que permite exponer obras de distintas épocas. Hay incluso obras de arte realizadas como proyecto de reciclaje de billetes de lotería. Como podemos ver, arte, suerte y lotería son una combinación mágica y llena de posibilidades a explorar detenidamente.

La diosa Fortuna: expresión clásica de la idea de la suerte

En la mitología clásica: griega y latina, la diosa Fortuna es la representación de la suerte y el azar que toca las vidas de todas las personas en cualquier circunstancia. Esta diosa se represente con frecuencia ciega, o llevando en su brazo izquierdo una cornucopia de abundancia y monedas. También se la puede ver de pie sobre la bola del mundo (siempre más grande y poderosa que éste). En otros casos se la representa de alguna forma relacionada con la “típica” rueda de la fortuna, en la que a todos nos toca estar a veces arriba o a veces, abajo.

La diosa Fortuna ha sido representada artísticamente desde la antigüedad y durante la Edad Media Europea abundaron las representaciones de esta diosa veleidosa que a veces favorece y a veces perjudica a las personas sin hacer distinción de edad o posición social. Algunas representaciones artísticamente memorables de la Diosa Fortuna son:

artelotería01

Representación clásica de la Diosa Fortuna con su Cornucopia de la Abundancia en el brazo izquierdo. Estatua ubicada en el Vaticano, en Roma. (Fuente: Wikipedia)

arteloteria02

Grabado de Alberto Durero titulado Némesis o la Buena Fortuna. Podemos ver a la diosa indecisa, flotando sobre el mundo y dotada de alas, una representación tradicional de las Edad Media y de la Edad Moderna europeas. (Fuente: Wikipedia)

arteloteria03

La diosa fortuna que tiene a sus pies y en sus manos al mundo y todos sus habitantes en este grabado del siglo XVI. (Fuente: Wikipedia)

arteloteria04

Esta magnífica obra de Tadeusz Kuntze, un pintor silesiano (en lo que actualmente es Polonia) del siglo XVII añade otro elemento icónico de la Fortuna: no sólo domina al mundo y reparte bienes y males: es ciega como la justicia y puede afectar positiva o negativamente a cualquiera sin importar su edad, sus riquezas o cualquier otro factor. (Fuente: Wikipedia)

arteloteria05

En este grabado renacentista de Bocaccio vemos a la Dama o Diosa Fortuna en su clásica rueda, haciendo bajar a algunos que antes se encontraban en lo alto, y permitiendo subir a los que estaban abajo. Una representación diferente pero que igualmente incluye al azar como elemento central de la actuación de la fortuna. (Fuente: Wikipedia)

De hecho, la Fortuna sigue siendo un ícono de la forma en que nos representamos la suerte, tanto es así que siguen existiendo sublimaciones artísticas que toman sus elementos clásicos y la recrean con distintas técnicas. Para corroborarlo, sólo basta recorrer este asombroso tutorial de la creación de una pequeña muñeca de la fortuna, explicado con lujo de detalles y que muestra cómo el arte sigue dándole vueltas a la idea de la Dama de la Suerte más de veinte siglos después.

arteloteria06

Otras representaciones artísticas de la suerte

Quien piensa en la suerte y en dar un golpe de absoluta y magnífica fortuna (como ganar la lotería, por ejemplo), seguramente pasará por pensar en amuletos y éstos son sin duda un motivo para obras de arte, representaciones pictóricas y proyectos artesanales de todo tipo. Especialmente en la tradición irlandesa podemos apreciar increíbles elementos que aluden a la buena suerte, como el uso del clásico trébol de cuatro hojas, o la idea de que hay un enorme bol con monedas de oro esperando al final del arcoíris. En éste blog artístico encontramos diversas representaciones de estos amuletos típicamente irlandeses que nos remiten a la buena suerte, a la fortuna y a las cosas buenas que azarosamente nos pueden llegar en la vida.

arteloteria07

Título de la obra: “A Little luck” (Un poco de suerte) de la artista Priska Wettstein, fuente: Imagekind.

Otra situación que ha permanecido en representaciones artísticas modernas y contemporáneas es sin duda la de los juegos de azar y apuestas de distintos tipos. El hecho de jugar en un casino, jugar con dados, o simplemente “echar una partidita de dominó”, puede ser una situación sublimada de forma estética y muy agradable en una obra de arte.

Para muestra, algunas obras que desde hace milenios han puesto énfasis a esta sensación de que la suerte flota alrededor de las personas cuando deciden “arriesgar” un poco y apostar a un número, a una carta, a una terminación numérica…

En esta vasija griega (imagen retomada del sitio web del Museo de Bellas Artes de Boston) se puede apreciar a dos soldados griegos jugando una especie de juego de dados. ¿Es fácil ver a la fortuna flotando entre ellos?

arteloteria08

Esta misma escena, siglos después, la podemos ver plasmada en esta obra mucho más reciente que data del siglo XVII en que el artista Pieter Jansz Quast refleja el mismo ambiente, la confianza en la suerte de cada jugador, la idea de que “yo” y ningún otro, será el ganador. (Fuente: Wikipedia)

arteloteria09

Y esta obra más reciente, decimonónica, también nos da su visión de ese momento de juego en que todo se confía a la fortuna, el azar o la suerte (Autor Simó Gomez, fuente: Wikipedia)

arteloteria10

El arte en la lotería

Los décimos de lotería han sido desde los orígenes de este juego que involucra suerte, un poco de azar, asistencia pública y apoyo social, un escaparate artístico.

Tradicionalmente los décimos de la Lotería Nacional en España incluyen en el extremo izquierdo una imagen que se puede desprender, de forma que puede convertirse en objeto de colección. Por ejemplo, para la lotería de Navidad suele elegirse una obra de arte que represente la natividad cristiana en pinturas y retablos reconocidos históricamente. En 1999 por ejemplo, el décimo de la lotería de Navidad incluía un detalle de “La Adoración de los Magos”, obra ni más ni menos que de Velázquez.

Y no sólo en los décimos de la lotería navideña se pueden encontrar obras de arte. En el décimo de la lotería de la noche de Reyes de 1960, por ejemplo, se puede encontrar un detalle de “Las Meninas”, otro reconocido cuadro de Velázquez, pues la lotería del Niño también es un sorteo tradicional que mueve a muchos españoles.

Es tan artístico y bello el trabajo en el diseño de los décimos de lotería que hay todo un mundo de “filatelistas” que en lugar de coleccionar monedas y billetes, coleccionan décimos de lotería. En sitios especializados de coleccionistas, se pueden encontrar décimos de principios del siglo XX y admirar los grabados realizados para tales impresiones.

Haciendo arte con los décimos de la lotería

La relación entre arte y lotería no termina ahí. Existen proyectos artesanales verdaderamente hermosos que toman como materia prima precisamente los décimos de la lotería. En Estados Unidos existe un equipo de diseñadores que se llaman a sí mismos “Ghost of a Dream” (El Fantasma de un Sueño) que ha creado una larga serie de objetos artísticos reciclados usando una creativa y colorida combinación de décimos de lotería y novelas románticas. Entre los objetos que han creado están cuadros casi psicodélicos, objetos de mobiliario, cuadros y esculturas en 3 dimensiones, letras y biombos. Todo su trabajo puede ser consultado en su sitio web:

arteloteria11

La relación entre el arte y la lotería no termina ahí. En el blog de Loterías Valdés ya hemos hablado de los puntos de unión entre la música y la lotería, o del cine y la lotería. Además, en cada gran gala en que se leen los ganadores de un sorteo en especial (puede ser el sorteo del 14 de febrero o un sorteo especial en beneficio de la Cruz Roja) normalmente se presentan otros eventos culturales, bien puede ser un concierto o una gala de danza.

No nos debe resultar extraño que estas dos manifestaciones culturales (el arte y la lotería), tan arraigadas en el sentir de la sociedad ibérica y en distintos lugares del mundo, tengan una relación tan surtida, nutrida y llena de elementos vibrantes. La verdad es que tal y como el arte es la expresión de lo sublime y busca lograr en las personas una experiencia estética intensa, la lotería es la expresión de deseo de algo mejor, de un golpe de suerte y de ver la sonrisa de la Diosa Fortuna dedicada a cada uno de nosotros. Ambos son deseos internos que se han vuelto sociales y con ello, parte de la historia y la tradición.

Enjoy this blog? Please spread the word :)