La historia de la Lotería en España

Las tradiciones son una parte muy importante de la cultura de un pueblo. Recordemos que la cultura no es solamente la representada por las manifestaciones artísticas que podemos encontrar en un museo, sino que se compone de todas aquellas pequeñas cosas que el ser humano produce y que van más allá de satisfacer una simple necesidad.

En ese sentido, los juegos en general y los juegos de azar en particular, son sin duda una manifestación cultural muy representativa. ¿O acaso no pensamos en Grecia cuando escuchamos hablar de los Juegos Olímpicos? ¿Y hay algo más americano que la Super Bowl?

De esta forma, la lotería española es sin duda una de las muestras más representativas de nuestra cultura y de la forma en que entendemos la vida, nos divertimos y apostamos para ganar.

Sin duda, un tema del que se puede encontrar mucha información, pues la historia de la lotería en España está íntimamente vinculada al devenir histórico del pueblo español. Así que hagamos una breve revisión para aterrizar en el punto donde esta tradición de tanto abolengo se desenvuelve tan bien en el mundo virtual de Internet.

Orígenes más antiguos de los juegos de azar tipo lotería

Aunque creamos que las loterías son un pasatiempo moderno, no es para nada así. El concepto y la idea de los juegos de azar de este tipo llevan rondando no sólo siglos, sino milenios. Rastrear los juegos con este tipo de características nos lleva a civilizaciones antiguas… incluso antes de que empezara a usarse el alfabeto. Algunos de los registros más antiguos de personas jugando a juegos estilo lotería se pueden encontrar en China alrededor del año 187 antes de Cristo. Curiosamente, su origen fue el mismo que como veremos más adelante tuvo la lotería española: financiar proyectos de Estado sin hacer más pesada la carga impositiva del pueblo. Claro que en este primer caso, en China, el proyecto del Estado era ni más ni menos que la Gran Muralla China.

¿Sabías que la muralla china fue construida con fondos recaudados gracias a la lotería?

¿Sabías que la muralla china fue construida con fondos recaudados gracias a la lotería?

Un siglo después, durante el reinado de César Augusto se lanzó una lotería pública en Roma con el objetivo de reunir fondos para la reconstrucción de la ciudad. El juego de la lotería, ya con más elementos como lo conocemos se desarrolló en la Edad Media, y no mucho después, llegó a España.

Problemas financieros dan origen al nacimiento de la lotería en España

Como ya hemos visto, fueron los problemas financieros los que en China y Roma antiguas dieron origen a la lotería como opción de recaudación que no sobrecargaba a los ciudadanos de impuestos, sino que los llevaba, por decirlo de alguna forma, a “donar” de forma voluntaria sus recursos al Estado. Esta misma situación es la que se presentó en España en el momento del nacimiento oficial de la internacionalmente reconocida Lotería Nacional Española.

Fue concretamente durante el reinado de Carlos III en el siglo XVIII en que, a pesar de las reformas impositivas y fiscales, la situación de las arcas de la Hacienda Pública era bastante precaria. De ahí la decisión de crear un juego en lugar de un impopular nuevo impuesto. El primer sorteo se llevó a cabo el 10 de diciembre del año 1763. Fue precario, un primer experimento realizado sólo en Madrid.

Como desde el gobierno percibían que el juego no tenía la popularidad que esperaban, se introdujeron ciertas reformas, como por ejemplo, incrementar los premios, así como la prohibición de loterías foráneas de tener presencia en territorio español. Cabe recordar que la primera sede de la lotería española fue en la Sala del Consejo de Hacienda, para pasar posteriormente a una mansión en la Plaza de San Ildefonso.

Actualmente un sitio turístico madrileño, la Plaza de San Ildefonso albergó las instalaciones originales de la lotería.

Actualmente un sitio turístico madrileño, la Plaza de San Ildefonso albergó las instalaciones originales de la lotería.

Ahora bien, la versión “actual” de la lotería, la que conocemos con sus billetes y el sistema de premios que tan popular es en nuestro país, nació un poco después. En 1812, aún antes de que se proclamara la primera constitución de la historia española, en la misma ciudad (Cádiz) se jugó una nueva versión de la lotería que resultaría más popular y tendría una mayor acogida en el pueblo. En un principio, y por las condiciones políticas que enfrentaba el país, la lotería estuvo limitada geográficamente a Cádiz, avanzando paulatinamente hacia Ceuta, Andalucía y cuando el ejército napoleónico se retiró del país, a toda España.

Cádiz no sólo es la sede de las primeras Cortes, sino la ciudad en que se jugó la primera lotería moderna de España

Cádiz no sólo es la sede de las primeras Cortes, sino la ciudad en que se jugó la primera lotería moderna de España

¿Cómo era la mecánica en este primer juego de lotería? Muy parecido al actual, con billetes que estaban impresos de un solo lado de la hoja, y la cantidad a repartir. El premio mayor era de aproximadamente ciento veinte euros: ocho mil pesos de la época.

Finalmente, cuando la situación política se regularizó en el país un poco en 1814, la lotería dejó Cádiz y volvió a Madrid. Como el juego tuvo bastante éxito, el rey Fernando VII pensó en agregar otros sorteos, especiales y con premios más jugosos. Así surgió el “Gordo de Navidad“, uno de los sorteos con mayor apego popular en nuestro país y que reparte premios más significativos.

Durante un buen periodo la lotería “primitiva” u originaria y la moderna, coexistieron. Pero ello sólo perjudicaba la cantidad que se podía ofrecer como premio, y como la lotería moderna era mucho más popular, finalmente prevaleció, eliminándose la lotería primitiva en 1862.

Podemos apreciar que en toda esta evolución, la lotería forma parte de un programa estatal para recaudar fondos. En España, la lotería y el Estado siempre han estado muy vinculados y es ello lo que le ha dado otro de sus elementos definitorios a la lotería española: que es activamente asistencial, participando en actividades de beneficencia pública.

De hecho, con una legislación promulgada en 1881, el Estado suprime las rifas particulares y las loterías privadas. Más adelante se reafirmaría con una ratificación la prohibición de jugar en loterías extranjeras (año 1904) y diez años más tarde, se prohíben de forma definitiva las rifas privadas aún si se tratara de eventos de carácter benéfico.

Otro elemento clásico de la lotería nacional es sin duda la participación de niños que cantan los premios, pues si pensamos en la lotería nacional, no podemos omitir pensar en los niños de San Ildefonso. Esta célebre institución que acoge a niños sin hogar ha sido partícipe de la lotería desde hace más de doscientos años. Cada año, desde 1771, los alumnos de este colegio sacan y cantan los premios de la lotería. No es fortuito, pues sólo se selecciona a los que tengan una buena voz, lectura clara y rápida de números.

La Lotería Española en el Siglo XX

En las primeras décadas del siglo XX, todo sigue igual en la administración de las loterías españolas, con aumentos en los premios, y donaciones ordinarias y extraordinarias a diversas beneficencias por parte de la Lotería.

La tradición de la lotería ya estaba tan bien afianzada en el imaginario colectivo que durante la Guerra Civil, a pesar de la división del país en dos zonas, cada bando organizaba su propia lotería. Como había sucedido con anterioridad, se utilizan este tipo de juegos para recolectar fondos para obras de carácter necesario de acuerdo al punto de vista gubernamental. Durante la guerra evidentemente el objetivo era sostener a las tropas de cada bando. Terminada la guerra, la sede nacional de la lotería vuelve a Madrid.

Es tan fuerte el amor que los ciudadanos españoles sienten por los juegos de azar estilo lotería que España ha sido sede de exposiciones, eventos y sorteos extraordinarios de carácter internacional, como por ejemplo:

– El II Congreso Internacional de Loterías de Estado en 1958.

– La Presidencia de la Asociación Internacional de Loterías en 1960.

– La Exposición Internacional de Lotería en 1962.

– El primer sorteo europeo en 1988.

– Conmemoraciones especiales como la del Mundial de España en 1982, o el Quinto Centenario del Descubrimiento de América, diez años después.

También es interesante comentar que desde el año 1960, los billetes se ilustran con temas bien específicos y monográficos relativos a actividades culturales, científicas, deportivas, etcétera.

El décimo ilustrado de la Lotería Nacional, un clásico tradicional y también un excelente vehículo de difusión cultural.

El décimo ilustrado de la Lotería Nacional, un clásico tradicional y también un excelente vehículo de difusión cultural.

Modernidad y tradición

En España, tradicionalmente los billetes de lotería se adquieren en una Administración Expendedora de Loterías. Existen aproximadamente cuatro mil administraciones de este tipo en todo el país, y además, desde el año 2011, también se pueden comprar billetes en establecimientos de corte “mixto”, es decir que venden juegos activos tipo Primitiva, Bonoloto, Euromillones, pero que tienen otra actividad principal.

Las administraciones de lotería también son parte de la historia de la lotería española, pues son el punto social de encuentro de las personas que disfrutan semana a semana de hacer este tipo de apuestas o juegos.

Las administraciones de la lotería: parte de la historia

Las administraciones de la lotería: parte de la historia

Cabe mencionar que con el cambio de milenio, la Lotería continua con sus décimos ilustrados con interesantes temas monográficos, históricos y culturales, además de mantener el espíritu de asistencia social que ha permitido su existencia desde el principio.

Evidentemente que la historia dicta el presente, pero no lo determina por completo.

En la actualidad, son muchas las personas que prefieren no salir de su casa para poder jugar a los tradicionales sorteos o incluso a sorteos más modernos como el Euromillón.

Es por ello que paulatinamente, las administraciones de lotería han ido ofreciendo el servicio de venta online. Este tipo de venta se corresponde al cien por cien con la modernidad, la época de la Web 2.0, en que muchas personas realizan la mayoría de sus transacciones financieras online.

De esta forma, las administraciones tradicionales de lotería (como es el caso de Loterías Valdés, con más de cien años de historia), respetan los deseos de sus clientes y ofrecen en la actualidad la posibilidad de comprar lotería online: pudiendo adquirir los billetes durante las veinticuatro horas del día y desde la comodidad del hogar (o desde la palma de nuestra mano si usamos un portátil).

Sintetizando podemos decir que nacida como una forma alternativa de recaudar fondos para el Estado pero ofreciendo una forma de diversión (quizá con un poco de adrenalina), la Lotería en España ha recorrido más de doscientos años de historia, con altas y bajas, como el propio devenir histórico del pueblo español, pero siempre representando una esquina de ilusión, sueños y emoción para toda la población. Y es que quién no ha soñado en ganar el gordo de Navidad y solucionar todos sus problemas… claro, esta imagen del millonario que ganó la lotería es parte del imaginario colectivo de nuestro pueblo y con mucho orgullo, parte de nuestra cultura.

Enjoy this blog? Please spread the word :)