Futbol, el mundial y jugar a la quiniela: pasiones a escala internacional

Sabemos que el fútbol es un deporte que mueve multitudes. Es el deporte más popular en todo el mundo y mucho de su encanto proviene de su sencillez: nada más fácil que poner dos piedras armando una portería y jugar en cualquier calle, parque o jardín. Sólo hace falta un balón y las reglas son tan sencillas que casi todos los niños del mundo han jugado al menos una vez. Y la gran parte sentirán un gusto enorme por este deporte encantador y fascinante.

La Quiniela y el mundial

Quizá es por ello que un evento como el Mundial de Fútbol moviliza multitudes a lo largo y ancho del planeta. Pasión, fanatismo, interés… incluso aquellos que normalmente no se interesan por el fútbol estarán enterados de los resultados durante este evento internacional que se realiza cada cuatro años.

Y es seguramente por esta pasión mundial que La Quiniela que se juega con la lotería se integra al evento, proponiendo jugar entorno a los resultados que los mejores equipos del planeta producirán sobre el césped en el Mundial de Futbol.

El futbol como deporte de fama internacional

Seguramente todos hemos presenciado (o directamente vivido) un partido de fútbol. La emoción del gol, la pasión de la cancha, la alegría de las gradas…la pregunta es por qué el fútbol es tan, pero tan popular.

La primera respuesta sería su simplicidad. El futbol es un deporte, un juego tan fácil de entender cuando miras un partido. Dos equipos con 11 personas (hombres o mujeres) en cada equipo y el único objetivo es marcar más tantos que el equipo contrario. Claro, existe el fuera de lugar, el tiro de esquina, las reglas para el cartón amarillo o rojo, pero estas reglas se pueden entender de forma no muy compleja y con tiempo. En el momento de ver un partido, simplemente saber cuántos goles se han marcado es más que suficiente para entender el juego.

Otro punto a favor del futbol es la duración de un partido. Un juego dura sólo 90 minutos, menos que una película y no demasiado, de forma que resulte imposible seguir el juego. Además, es un espectáculo muy agradable de ver. En una era en que nos apasionamos por las cosas que duran poco y son casi efímeras, un espectáculo no muy largo es fácil de seguir y es un cambio agradable. Además, no hay interrupciones publicitarias como en otros programas que podríamos ver en la TV, y eso lo hace muy fácil de disfrutar.

Continuemos listando las virtudes que hacen del futbol un juego tan amado por todos. Y sin duda alguna una que juega un papel importante, es su accesibilidad. Los partidos de futbol poseen una amplísima cobertura mediática, y precisamente los partidos del Mundial de Futbol se transmiten vía TV a más de 200 partidos. Generalmente, la final del Mundial es vista por más de mil millones de personas en todo el mundo. ¿Impresionante, no es así?

Si nos enfocamos en el panorama local, podemos ver que mediáticamente el futbol tiene una presencia impresionante. No sólo en la TV, si no en todos los medios. Baste hacer una búsqueda en la web insertando la palabra “Barcelona”. Entre los primeros resultados siempre aparecerán sitios hablando del Barcelona FC. Absolutamente increíble como un juego puede ser tan omnipresente a escala social.

El futbol es un deporte que se juega todo el año, ya sea las ligas locales, los torneos inter-clubes a escala internacional o los torneos internacionales que involucran a las selecciones nacionales. Tanto los juegos europeos como los desarrollados en América hacen posible que el ver un buen partido de futbol sea posible casi en cualquier momento del año.

Además, el futbol es un juego fácil de jugar, con una increíblemente positiva relación costo-beneficio y muy inclusivo. Patear una pelota es prácticamente gratuito al empezar a jugar. No es preciso contar con implementos carísimos y complicados para jugar, salvo que deseemos jugar de forma profesional y, aun así, resulta un deporte muy económico para quienes lo practican.

Además, el juego en sí es un baile estético muy agradable de ver incluso para quienes no son fanáticos. Deleitarse con las maniobras de los jugadores profesionales es sencillo para cualquier espectador, ya sea casual o regular. Y en muchos casos la pasión por el futbol no es algo que se adquiere de forma individual: hay tantos fanáticos en el mundo que cuando tienen hijos les pasan el amor por este deporte casi desde la cuna. Ello hace que el jugar y apreciar un buen partido de futbol tenga para muchos un gran peso emotivo. Gracias a esto, el futbol es un deporte familiar, que se disfruta con amigos y que tiene una gran carga emocional para muchos de sus seguidores.

Finalmente, podemos decir que algo que hace al futbol un deporte con un magnetismo tan intenso es que los 90 minutos que dura el partido, es fácil olvidar todo lo demás. El juego en sí es dinámico, rápido, inclusivo y emocionante, y si añadimos la pasión con que los seguidores presencian un partido, podemos entender su poder liberador, y su magia de ser 90 minutos de una auténtica realidad alternativa.

¿Qué hace del mundial de futbol un evento masivo tan popular?

El futbol tiene un sitio privilegiado como el deporte más popular del mundo. Como ya lo decíamos, es un deporte jugado en cada rincón del planeta y por supuesto, el Mundial de Futbol es el evento deportivo que más recursos moviliza y el más visto a nivel mundial.

Y la pregunta nuevamente es por qué. Pues empecemos repitiendo que la simpleza del juego lo hace una especie de “idioma universal” y ello se suma al patriotismo que despierta ver jugar a la selección nacional. Estos dos elementos hacen una mezcla muy potente que logra que el seguimiento del Mundial de Futbol sea masivo y omnipresente.

Es una especie de magia que hace que los seguidores de un equipo nacional digan sin pena alguna “este es mi equipo”, y sentir un orgullo nacional que de otra forma podría ser visto como excesivo o políticamente incorrecto.

Claro que hay otros factores como, por ejemplo, la belleza del juego y su simpleza, su popularidad, la facilidad de comprender sus reglas y lo festivo que es sentarse con los amigos a ver un partido en que juega el equipo nacional.

En cada país en que el equipo nacional forma parte de las finales del Mundial de Futbol, habrá una efervescencia que se conjugará con la cultura nacional dando lugar a una auténtica fiesta deportiva.

En términos simples, podríamos decir que el futbol tiene una gran importancia a nivel social y, por lo tanto, la Copa Mundial de Futbol, también la tiene.

Las pasiones que despierta el futbol

¿Qué pasiones despierta el deporte más popular del mundo? Sociólogos, psicólogos y estudiosos de otras disciplinas han intentado desentrañar por qué este deporte moviliza masas que se unifican con un amor desbordado por el equipo de su preferencia y más aún si el equipo representa a su país.

Es casi un fenómeno subconsciente, como el enamoramiento. Cuando conocemos a alguien que nos gusta, empezamos a salir juntos y hay una especie de “química” en el aire, no lo cuestionamos, simplemente sentimos el amor y nos dejamos llevar. Pues la pasión que despierta el futbol es algo parecido: hay un enamoramiento que da energía a los seguidores para mantenerse con las emociones a flor de piel y no lo cuestionan. Cantan, gritan, se movilizan en el estadio o en un bar todos juntos. Se uniforman. Caminan juntos, celebran y lloran en caso de perder.

También hay un enorme sentido de pertenencia en seguir colectivamente las peripecias de un equipo de futbol. Los seres humanos somos animales eminentemente sociales, y nos gusta formar parte de “tribus”: grupos sociales cohesionados y unidos que se mueven al unísono con motivaciones semejantes. Precisamente esta sensación de pertenencia es muy intensa al seguir un partido de futbol acompañados de otros fanáticos. Nos vestiremos con los mismos colores, cantaremos las mismas canciones, y nos sentiremos arropados por la compañía de los otros.

Tristemente, en ocasiones estas pasiones se desbordan, y los fanáticos pueden caer en actos de violencia, dejándose llevar precisamente por la sensación de seguridad que les da formar parte de un colectivo grande y unificado.

Pero estos casos negativos esporádicos no tienen por qué oscurecer una pasión que normalmente sirve como distracción sana a millones de personas en todo el planeta, y que pronto contagiará incluso a los más escépticos al dar comienzo la Copa Mundial de Futbol.

Participar del Mundial gracias a la Quiniela

Y más allá de vivir la pasión del futbol cuando empiece la Copa Mundial de Futbol sentándonos con los amigos a disfrutar de los partidos, bromear, reír, emocionarnos juntos y pasar un buen rato, hay otra forma de participar en cierta medida de este evento.

Nos referimos por supuesto a la quiniela. En Loterías Valdés hemos visto pasar muchos mundiales y personas apasionadas que apuestan juntos o colectivamente conforme los partidos van avanzando.

La emoción es sin duda mayor al acercarse la final (sobre todo si el equipo español se ha colado en las rondas finales), y ello se siente pues hay un bullicio especial en nuestra administración de lotería. Ayuda que además la copa del mundo se desarrolla en verano y de por sí el ambiente en Barcelona es festivo y efervescente.

Ahora además se facilita jugar a la quiniela con los amigos desde un bar viendo los partidos, pues se puede jugar a la quiniela online, como con todos los otros juegos de lotería.

¿Y tú qué tienes pensado? ¿Verás los partidos del mundial en casa con una tarde de tapas y risas con amigos, o quizá en tu bar preferido acompañado de compañeros de trabajo y amistades? Sin importar cuál sea tu sitio preferido para ver los partidos, no dudes en participar de esta pasión futbolera sin fronteras jugando a la quiniela. Quizá ese entrenador de futbol que llevas dentro te permita ganar un buen premio atinando a los resultados.

Si tienes alguna duda sobre cómo poder jugar en línea, recorre nuestra web y sin duda encontrarás respuesta tus preguntas. Si no, en nuestra administración estaremos encantados de recibirte y charlar sobre el mundial.

 

Enjoy this blog? Please spread the word :)