Disfrutar el verano y tentar la suerte con el sorteo especial de vacaciones

 

¿Qué es lo primero que viene a tu mente cuando lees la palabra “verano”? Quizá sea una imagen de sol, calor, playa y sin duda alguna, una palabra que está fuertemente asociada a la idea de verano es la de vacaciones.

En verano también jugamos a la lotería.

Y es que en la cultura española la idea de las largas vacaciones de verano está fuertemente arraigada en las costumbres y la tradición. Pero ¿por qué niños en edad escolar y personas que trabajan en empresas y fábricas cuentan con ese periodo de descanso estival? ¿Qué representa en nuestra cultura y porqué moviliza tanto nuestra imaginación y nuestros deseos? Es tan intensa la emoción que nos produce la combinación vacaciones más verano, que la lotería ofrece un sorteo extraordinario que se juega al principio de este largo periodo de descanso. Como la cereza de la torta a colocar sobre una mezcla que es de por sí muy placentera y agradable para muchas personas.

La necesidad de descanso

Uno de los grandes logros de las sociedades occidentales es sin duda el respeto a la necesidad de descanso de los trabajadores. Luchas sociales muy duras en el pasado e investigaciones pluridisciplinares de la actualidad muestran lo importante que es darse un tiempo para descansar y reponer energías.

Es tan cierto que incluso pensando fríamente en la productividad de una empresa, no es posible ser una empresa de primer nivel con ganancias por encima del promedio si los empleados son víctimas del agotamiento y el burn out. No es por nada que distintas aproximaciones teóricas dentro de la Administración han buscado cómo abordar los temas de la comunicación organizacional, clima dentro de una empresa, sentido de pertenencia y motivación: todos estos elementos son esenciales para que tanto la empresa como los empleados cumplan sus objetivos y aún más, que todo ello se haga desde un punto de vista humano. Trabajar hasta el agotamiento es algo que nadie debería hacer, y el derecho al descanso es uno de los más grandes tesoros de nuestra sociedad.

Este derecho al descanso es aún más marcado para los pequeños en edad escolar. La escuela moderna, con su estructura horaria pensada como una copia en miniatura de la estructura social laboral, ha considerado de cualquier forma otorgar a los niños periodos de descanso. Sin reposo adecuado ni se rinde laboralmente ni académicamente, ésa es una realidad.

 

Verano, sol y calor

En Europa tenemos (o solíamos tener antes de los trastornos climáticos) cuatro estaciones bien definidas, con un invierno frío y húmedo, (más o menos gélido de acuerdo a la latitud y altitud de cada país y ciudad), una primavera llena de flores, un verano cálido y seco y un otoño lluvioso. Estas estaciones se corresponden también con los ciclos naturales y agrícolas. No por nada hay una teoría que sostiene que si las vacaciones largas en las escuelas son en verano (desde finales del siglo XIX) es precisamente para que los niños pudiesen estar en casa y ayudar con las labores de cuidado y cosecha de hortalizas y frutas, que se da primordialmente a finales de julio y durante el mes de agosto. Otra explicación sociológica sostiene que la idea de dar largos descansos en verano tiene más que ver con la incapacidad de rendir intelectualmente y laboralmente cuando el calor es excesivo.

Lotería en verano

Y sólo basta recordar nuestra época de niños y podremos tener pequeñas memorias de lo difícil que era concentrarnos encerrados en un salón de clases cuando los días de junio se iban haciendo cada vez más largos y el calor y el buen clima borraban los recuerdos del invierno y los juegos de interior.

Es por ello que a pesar de que hay voces que se levantan contra la tradición y la idea de las vacaciones estivales largas, proponiendo separarlas, dividirlas y que las personas puedan pasear y descansar en distintos momentos, la idea no “prende” a nivel general.

Ciclos escolares y laborales

Como ya decíamos, a pesar de la tradición, no existe un consenso social para mantener la estructura de las largas vacaciones escolares de verano. Hay muchas asociaciones de padres de familia, pedagogos y especialistas de la educación que hacen ver que las vacaciones españolas son de las más largas del mundo y en particular de Europa (12-13 semanas contra apenas 5 que tienen en Suiza) y que quizá ese sea uno de los problemas más fuertes de la educación en nuestro país. Que para los niños es un parón demasiado largo y se pierden muchos de los aprendizajes adquiridos a lo largo del ciclo escolar. Esta afirmación ha de ser tomada con pinzas, pues uno de los países cuyo nivel educativo es mejor evaluado en las pruebas internacionales (Finlandia) también sobrepasa las 10 semanas de vacaciones en verano.

Y es que modificar esta estructura implicaría cambiar todo el formato de la educación española y ello no sería para nada sencillo.

Además, se requiere un periodo estandarizado de descanso académico y qué mejor que tenerlo en la estación donde es más fácil disfrutar de atractivos naturales y turísticos, en la que contamos con días largos y la luz nos permite pasear hasta bien entrada la noche.

La cuestión de si es en ese momento en que trabajadores de empresas y fábricas de distintos tipos deben contar con los periodos más largos de descanso o si esto implica una especie de paro en la actividad económica nacional.

Nuevamente esta situación enfrenta posturas encontradas. De un lado quienes sostienen que esta fórmula garantiza un mínimo de descanso para empleados de casi todos los sectores y que permiten a las familias disfrutar de tiempo juntos. Del otro, quienes encuentran que dadas las circunstancias económicas, hay muchas personas que no pueden darse el lujo de tomar vacaciones largas y que el hecho de que sus hijos las tengan, sólo les hace más complicado el encontrar cómo encargarse adecuada y sanamente de sus hijos. Pero en realidad ninguna de estas problemáticas está peleada con el hecho de tener vacaciones y en verano. Se trata de situaciones que trascienden la idea de un descanso que se corresponda con buen clima y días largos. A ello, no hay quien pueda oponerse.

Conciliar, disfrutar

La idea entonces, más allá del origen económico, histórico y tradicional de las vacaciones estivales, es disfrutar del buen clima, la luz del sol y la naturaleza. En España, el verano es particularmente tórrido y no por nada hay turistas que vienen de todo el mundo a disfrutar de playas hermosas, atracciones naturales, turísticas y culturales y espacios sencillamente maravillosos. Si el turismo internacional disfruta de nuestros hermosos paisajes, es justo que nosotros también podamos hacerlo en su mejor momento.

Que si es verdad que debido a la situación económica a escala mundial no siempre permite hacer largos paseos y vacaciones como quisiéramos, pero sí debemos aprovechar la oportunidad para disfrutar del tiempo de descanso.

La complicación viene en gran medida para las familias: en encontrar la forma de compaginar las propias vacaciones con las de los hijos, en no tener suficiente tiempo para estar con ellos, y en que evidentemente pocas serán las personas que cuenten con vacaciones suficientemente largas para poder pasarlas al lado de sus hijos.

Pero la cuestión es buscar la forma de descansar y permitir a los niños hacer lo propio, equilibrando y conciliando lo laboral y lo personal.

vacaciones y premios

Y en cuanto se dé la primera oportunidad, aprovechar y realizar todas esas actividades que el invierno y la temporada de lluvias no nos permiten:

  1. Disfrutar de caminatas en la naturaleza: puede ser a la orilla del mar, en bosques o espacios naturales protegidos. A pie, o haciendo recorridos en bicicleta. En las montañas, en distintos tipos de parques, la idea es nutrirnos del maravilloso antidepresivo natural que es la luz del sol y el contacto con áreas verdes y naturales. No hay muchas personas que puedan resistirse a este tipo de paseos. Breves y pausados o largos y activos: las opciones son muchas.
  2. El mar y la playa. Quien dice verano dice agua de mar, arena y sol. Y es que teniendo playas tan hermosas y reconocidas mundialmente relativamente cerca, no es tan difícil pasar al menos un fin de semana disfrutando de la paz, la tranquilidad y la felicidad que otorga el mar. El ver la inmensidad, el agua azul intenso, los atardeceres en el mar. Tanto si vamos solos o en familia, el mar y la playa son elementos en torno a los cuales se pueden disfrutar unos excelentes momentos de reposo y disfrute veraniego.
  3. Festivales de verano, parques recreativos y actividades culturales. Precisamente como en verano hay un flujo turístico local, nacional e internacional importante debido a las vacaciones escolares y laborales que ya hemos explicado, es un momento del año en que los parques recreativos y de diversiones ofrecen programas más completos, actividades especiales y horarios más extensos. También están en el programa festivales musicales, culturales, conciertos, recorridos y muchas actividades más. A veces muy cerca de nuestra ciudad, en nuestra provincia y Comunidad, y en muchas ocasiones, de libre acceso. Sólo es cuestión de buscar y encontraremos sin duda excelentes formas de disfrutar el verano de una forma estupenda.

Detalles del sorteo de la lotería: tienta a tu suerte al inicio de las vacaciones

Si hemos dicho hasta ahora que histórica y naturalmente el verano es sinónimo de paz y descanso, de playa y mar, de relajación y pausa, qué mejor momento para poner a prueba nuestra suerte y nuestra fortuna que al principio de la temporada vacacional veraniega.

Es para ello que existe el Sorteo Extraordinario de Verano o de Vacaciones, que este año 2016 se celebra el día 2 de julio. Los décimos tienen un valor de 20 euros, y uno de cada 3 décimos tiene premio. Los premios pueden llegar hasta los 20 millones de euros.

Sorrteo extraordinario de verano

Este año, se ha elegido celebrar el sorteo en el municipio andaluz de Mijas (Málaga). Se realizará en el Teatro Las Lagunas, desde la 1 de la tarde. Por supuesto, en el evento participarán los niños cantores de San Ildefonso, y a su lado se encontrarán niños locales con trajes típicos. La localidad aprovecha la gran difusión que tiene este tipo de eventos para hacer una buena promoción turística. El evento es gratuito (pero con un aforo de 500 entradas) y será animado por dos grupos musicales de baile de la Universidad Popular, el de Víctor Rojas y el de Remedios Fernández.

¿Imaginas llevarte el gordo de este maravilloso sorteo?

¿Qué harías, qué vacaciones de ensueño podrías otorgarle a tu familia o regalarte a ti mismo? Unas fantásticas vacaciones en las Baleares, un viaje al extranjero, un recorrido por la playa, un tour por Europa, o quizá un viaje de ensueño a Hawai, seguramente con un premio de estas dimensiones, lo más fácil es elegir un hermoso destino de viaje.

Si quieres participar de este fabuloso sorteo, no tienes más que comprar tu décimo de lotería online, en Loterías Valdés tenemos todas las facilidades para que puedas participar de éste y todos los sorteos extraordinarios de la lotería con seguridad y desde la comodidad de tu hogar.

Enjoy this blog? Please spread the word :)